27 de noviembre de 2021
dieta sin glunet enfermedad de hashimoto

Beneficios de la dieta sin gluten para la enfermedad de Hashimoto

Miles de pacientes presentan una mejora significativa de los síntomas de Hashimoto con una dieta sin gluten.

Aquí te presento una investigación que analiza los efectos y beneficios de una dieta sin gluten en la enfermedad de Hashimoto.

Una dieta sin gluten es una de las primeras recomendaciones que la mayoría de los médicos hace para ayudar a mejorar el estado del paciente con la enfermedad de Hashimoto.

El artículo (en inglés) se titula: «El efecto de la dieta sin gluten en la tiroiditis autoinmune en mujeres con tiroiditis de Hashimoto».

Los autores del estudio discuten la asociación entre la enfermedad celíaca y la enfermedad de Hashimoto, señalando que la enfermedad de Hashimoto es la enfermedad autoinmune más común conectada a la enfermedad celíaca. Incluso afirman que todas las personas que padecen la enfermedad de Hashimoto también deberían ser examinadas para detectar la enfermedad celíaca debido a la alta prevalencia de ambos trastornos que se encuentran juntos.

Posibles explicaciones de por qué la enfermedad de Hashimoto y la celiaquía son tan comunes juntas

La primera es que la enfermedad celíaca causa una mala absorción intestinal que conduce a bajos niveles de selenio y vitamina D y sabemos que las deficiencias de esos dos nutrientes pueden ser una causa de la enfermedad de Hashimoto. Te invito a leer más sobre la vitamina D y su papel en la enfermedad de Hashimoto.

La segunda conexión es que los anticuerpos IgA de la transglutaminasa 2 del tejido pueden reaccionar de forma cruzada con el tejido tiroideo. La transglutaminasa tisular-2 es la enzima que el sistema inmunológico ataca en la enfermedad celíaca, por lo que el sistema inmunológico ataca esta enzima tanto en el intestino como en el tejido tiroideo.

Esta información acerca del efecto y los beneficios de la dieta sin gluten en la glándula tiroides es muy valiosa para los que tenemos tiroiditis de Hashimoto.

Estudio sobre los efectos de gluten en la tiroiditis autoinmune

Para el estudio sobre los efectos de gluten en la tiroiditis autoinmune seleccionaron 34 mujeres de entre 20 y 45 años con un diagnóstico reciente de la enfermedad de Hashimoto, pero que no habían sido tratadas previamente por esta condición, bajo estos criterios:

  • Los niveles de anticuerpos de la peroxidasa tiroidea (TPOAb) tenían que ser superiores a 100.
  • Un ultrasonido de la tiroides tenía que mostrar cambios en el tejido tiroideo.
  • Los niveles de TSH tenían que estar entre 0,4 y 4,5. (Consideraron que este rango es normal)
  • T4 libre (tiroxina libre) entre 10 y 21.
  • T3 libre (triyodotironina libre) entre 2,6 y 6,5.
  • Se encontraron incidentalmente anticuerpos positivos contra la transglutaminasa tisular sin síntomas clínicos de enfermedad celíaca.

Excluyeron a las mujeres que tenían lo siguiente:

  • Enfermedad celíaca sintomática.
  • Anticuerpos positivos contra el receptor de la tirotropina (Esto indicaría la enfermedad de Graves).
  • Diabetes u otro desorden endocrino.
  • Deterioro de la función hepática y renal.
  • Cualquier condición inflamatoria aguda y crónica.
  • Embarazo o lactancia.
  • Mujeres que reciben cualquier tipo de tratamiento crónico.

El Grupo A (16 mujeres) consumió una dieta libre de gluten durante 6 meses y el Grupo B (18 mujeres) no tuvo ninguna restricción dietética.

Resultados del estudio sobre los efectos de gluten en pacientes con tiroiditis de Hashimoto

Al cabo de 6 meses ambos grupos de mujeres realizaron las siguientes pruebas:

  • TSH (tirotropina)
  • T4 libre (tiroxina libre)
  • T3 libre (triyodotironina libre)
  • Anticuerpos de la peroxidasa de la tiroides (TPOAb)
  • Anticuerpos de tiroglobulina (TgAb)
  • Vitamina D (25-hidroxivitamina D)
  • Inmunoglobulina A anticuerpos contra el antígeno de la transglutaminasa tisular (prueba para la enfermedad celíaca)
  • Índice SPINA-GT (capacidad de secreción de la tiroides) y el índice SPINA-GD (conversión periférica de la capacidad de la hormona tiroidea)

Lo primero interesante es que los anticuerpos positivos contra la transglutaminasa tisular sólo estaban presentes en 6 de los participantes del grupo A. Los otros 10 participantes ya no tenían análisis de sangre positivos para la enfermedad celíaca.

Los 18 participantes del grupo B que comieron gluten durante todo el estudio, aún tenían resultados positivos para la enfermedad celíaca.

La dieta sin gluten redujo los anticuerpos de peroxidasa de la tiroides (TPOAb) y los anticuerpos de la tiroglobulina (TgAb), asimismo, aumentó los niveles de vitamina D.

Todos los marcadores probados en el grupo B que comía gluten se mantuvieron iguales de principio a fin.

Cambios positivos en pacientes con tiroiditis Hashimoto que siguieron la dieta libre de gluten:

  • Los niveles de peroxidasa tiroidea (TPOAb) mejoraron de 925 a 705.
  • Los niveles de anticuerpos de tiroglobulina (TgAb) mejoraron de 832 a 629.
  • La TSH cambió de 2,7 a 2,4, lo cual no fue realmente significativo.
  • Los niveles de T4 libre aumentaron de 14,9 a 16,1.
  • La concentración de T3 libre mejoró ligeramente de 3,2 a 3,6.
  • Los niveles de vitamina D subieron de 20 a 25.

El mayor hallazgo de este estudio fue que la dieta sin gluten redujo la autoinmunidad tiroidea y aumentó ligeramente el rendimiento de la tiroides en mujeres eutiroideas con tiroiditis de Hashimoto. Esto sugiere que una dieta sin gluten puede retrasar el desarrollo del hipotiroidismo en aquellos con la enfermedad de Hashimoto que aún no son hipotiroideos.

Los autores afirman que las mejoras podrían deberse al aumento de los niveles de vitamina D, al aumento de los niveles de selenio y al hecho de que se ha demostrado que una dieta sin gluten reduce la inflamación.

Comparte

2 comentario en “Beneficios de la dieta sin gluten para la enfermedad de Hashimoto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *