27 de noviembre de 2021
Ferritina y enfermedad de hashimoto

Ferritina y su papel en la enfermedad de Hashimoto e hipotiroidismo

¿Sabías que existe una estrecha relación entre bajos niveles de ferritina e hipotiroidismo? La prueba de niveles de ferritina en la sangre es uno de los análisis más importantes que debes realizar si tienes la enfermedad de Hashimoto o hipotiroidismo.

La ferritina es una proteína que sirve para almacenar el hierro. El test de nivel de ferritina puede decirte si tus reservas de hierro son bajas y necesitas aumentarlas. Lamentablemente, los médicos convencionales suelen pasar este análisis por alto. Por esta razón, muchos pacientes tienen los síntomas persistentes de hipotiroidismo, aun tomando la medicación para la tiroides. Muchas veces se debe a que en realidad sus bajos niveles de ferritina están causando estos síntomas.

Bajos niveles de ferritina pueden ser la causa de síntomas persistentes de hipotiroidismo

Bajos niveles de ferritina en sangre indican que las reservas de hierro en el organismo son escasas. Los glóbulos rojos son fundamentales para llevar el oxígeno a las células. Si no hay suficiente hierro, se van a formar glóbulos rojos defectuosos.

Averigua aquí qué síntomas produce la deficiencia de ferritina y cómo impacta sobre tu glándula tiroides

El problema principal es que la deficiencia de hierro puede ser bastante grave, mientras que los marcadores sanguíneos como la hemoglobina y el recuento de glóbulos rojos pueden ser normales (hierro inmediato). Esto deja a muchos pacientes con hipotiroidismo o enfermedad de Hashimoto, especialmente mujeres, mal diagnosticados por no tener anemia evidente, al no realizar el test de ferritina (depósitos de hierro).

Según un estudio practicado en el Hospital Eira (Helsinki), entre el 30% y el 50% de los pacientes con hipotiroidismo que presentan síntomas persistentes a pesar de un tratamiento adecuado con levotiroxina pueden tener una deficiencia encubierta de hierro.

Si experimentas el cansansio extremo a pesar del tratamiento de hipotiroidismo, lee este artículo sobre las causas del cansancio en hipotiroidismo y cómo combatirlo.

El estudio se realizó en 25 mujeres con antecedentes de hipotiroidismo manifiesto que tenían síntomas persistentes después de un tratamiento apropiado y continuo con L-T4.

La dosificación de levotiroxina se ajustó según fue necesario para lograr una concentración de hormona estimulante de la tiroides de 1-2 mU/L. Se descartó la diabetes, la deficiencia de vitamina B12, la enfermedad celíaca, la hipercalcemia y la deficiencia de vitamina D como causas de los síntomas persistentes.

Además, ninguno de los pacientes tenía anemia, y los índices de glóbulos rojos estaban dentro del rango de referencia.

Estudio sobre la ferritina e hipotiroidismo

Cinco de las mujeres tenían ferritina sérica inferior a 15 mcg/L. Dos de ellas tenían una concentración sérica de hierro, transferrina o receptores de transferrina solubles o una saturación de transferrina fuera de rango, lo que sugería una deficiencia de hierro. Las 20 mujeres restantes tenían una concentración de ferritina sérica de entre 15 mcg/L y 60 mcg/L.

Cuatro de las cinco mujeres con ferritina sérica inferior a 15 mcg/L, y 14 de las 20 con 15-60 mcg/L se liberaron de los síntomas después del tratamiento de sustitución del hierro por vía oral durante 6 a 12 meses, dijo la Dra. Soppi.

Se aconsejó a todos los pacientes que tomaran su dosis de tiroxina en ayunas por la mañana y que empezaran a desayunar 30 minutos después. El intervalo entre el hierro y la tiroxina fue de al menos 4 horas. La respuesta favorable se observó a una concentración de ferritina sérica cercana a los 70-100 mcg/L.

Más datos sobre la ferritina en pacientes hipotiroideos

En el caso de una mujer de 28 años con diabetes tipo 1 e hipotiroidismo, todos los síntomas de fatiga y letargo experimentados antes del inicio del tratamiento con hierro desaparecieron después de unos 4 meses de tratamiento oral con hierro a una dosis de 100 mg dos veces al día.

Sin embargo, en otro paciente, una mujer de 18 años con hipotiroidismo, el cansancio incapacitante y el retraso en el desarrollo surgidos después de la tiroidectomía total (por sospecha de malignidad de la tiroides), persistieron a pesar del tratamiento con hierro administrado a 100 mg dos veces al día.

La deficiencia de hierro es muy común el pacientes con hipotiroidismo y sus síntomas son muy parecidos entre sí

Sin embargo, el diagnóstico de deficiencia de hierro sin anemia es extremadamente difícil ya que todos los indicadores del estado de hierro pueden ser «normales». Una sospecha clínica es clave para el diagnóstico de la deficiencia encubierta de hierro.

La concentración sérica de ferritina puede ser útil en el tratamiento de los síntomas de hipotiroidismo. La restauración de la ferritina por encima de los 100 mcg/L mejora los síntomas en aproximadamente dos tercios de los pacientes. Aunque actualmente aún no se sabe por qué algunos pacientes con deficiencia de hierro no responden a la restauración de sus reservas funcionales de ferritina.

Revisa cuáles son los niveles óptimos de ferritina para la salud de tu tiroides.

Puedes descargar aquí el estudio completo acerca de la relación entre la ferritina e hipotiroidismo.

Comparte

2 comentario en “Ferritina y su papel en la enfermedad de Hashimoto e hipotiroidismo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *