27 de noviembre de 2021
vitamina d hipotiroidismo

Déficit de la vitamina D se relaciona con Hashimoto e hipotiroidismo

Existen numerosos estudios que relacionan una baja concentración de la vitamina D con hipotiroidismo y enfermedades autoinmunes; Tiroiditis de Hashimoto y Enfermedad de Graves no son la excepción. La mayoría de las personas piensan que todo lo que tienen que hacer es sentarse al sol y crearán suficiente vitamina D. Desafortunadamente no funciona así para muchas personas con hipotiroidismo. Una de las desventajas de tener hipotiroidismo es la incapacidad de absorber y/o metabolizar una variedad de vitaminas y minerales, principalmente debido a la baja acidez estomacal.

Hoy en día, hay montañas de investigación sobre una miríada de problemas que pueden verse afectados por la vitamina D. Uno de los organismos que investiga este tema es The Vitamin D Society que te mantiene informado sobre los hallazgos actuales.

Vitamina D y anticuerpos de Hashimoto

Los investigadores descubrieron que las personas que tenían una deficiencia de vitamina D eran mucho más propensas a tener los anticuerpos TPO-Ab elevados. El TPO-Ab es un marcador de tiroiditis de Hashimoto, una enfermedad tiroidea autoinmune, y mide el nivel de anticuerpos específicos para combatir las células relacionadas con la tiroides.

Entonces, ¿significa eso que si tienes falta de vitamina D, puede resultar en una enfermedad autoinmune? ¿O más bien, quienes padecen una enfermedad autoinmune son más propensos a tener una deficiencia de vitamina D?

Lo único que está claro es que el tratamiento de la tiroides no es óptimo -y puede no funcionar- si no se tiene la vitamina D adecuada para el crucial paso metabólico final, que ocurre dentro del núcleo de la célula. La vitamina D tiene que estar presente en niveles suficientes en la célula para que la hormona tiroidea se aproveche realmente. Por eso la vitamina D es tan importante para las personas con problemas de tiroides.

Qué necesitas saber sobre la vitamina D

No es realmente una vitamina. La vitamina D es un precursor de la hormona esteroide soluble en grasa que se obtiene principalmente de la exposición al sol o de los suplementos. Una cantidad muy pequeña proviene de algunos alimentos que comemos.

La vitamina D ayuda a mantener los niveles normales de calcio y fósforo en el torrente sanguíneo. Las investigaciones actuales han descubierto que los niveles de vitamina D también pueden influir en una amplia gama de problemas de salud, como:

  • Cáncer (de mama, ovario, colon, linfoma no Hodgkins, riñón, endometrio, próstata)
  • Diabetes tipo 1
  • Osteoporosis
  • Complicaciones del embarazo
  • Esclerosis múltiple
  • Enfermedades cardiovasculares
  • Hipertensión arterial
  • Asma, entre otros

La vitamina D se transforma en el hígado en una sustancia llamada 25(OH)D. Para determinar si necesitas un suplemento de vitamina D, debes realizar la prueba de laboratorio de 25-hidroxi-D, que mide la 25(OH)D.

Valores óptimos de la vitamina D

The Vitamin D Society sugiere que el valor entre 60-80 ng/ml o 100-150 nmol/L (según laboratorio), es el nivel ideal al que hay que aspirar. La importancia de un nivel óptimo de la vitamina D es aún mayor en personas con hipotiroidismo, y enfermedades autoinmunes de la tiroides, como Hashimoto o Graves.

Cuál es la dosis diaria recomendada

La dosis diaria recomendada de vitamina D3 es otro objeto de debate. La cantidad mínima recomendada es de 400 UI/día. Sin embargo, la Endocrine Society recomienda entre 1.500 – 2.000 UI/día. Mientras que The Vitamin D Society recomienda 5.000 UI/día de la vitamina para personas con una enfermedad autoinmune. ¿Tu hipotiroidismo se debe a una infermedad autoinmune? Debes saber que la Tiroiditis de Hashimoto es la causa principal de hipotiroidismo. Mientras que la Enfermedad de Graves es la causa más frecuente de hipertiroidismo.

La dosis total puede verse afectada por la cantidad de grasa corporal, la inflamación intestinal, los niveles elevados de cortisol, los problemas autoinmunes, la absorción alterada de las grasas, el uso de medicamentos que reducen la absorción, el envejecimiento y los defectos genéticos.

Muchos pacientes de tiroides han descubierto que no comienzan a aumentar sus niveles hasta que empiezan a tomar 5000 UI como mínimo, y muchos afirman que necesitan 10.000 UI diarias. Probablemente debido a problemas de absorción inherentes a los bajos niveles de ácido estomacal en personas con hipotiroidismo.

The Vitamin D Society recomienda no tomar más del límite máximo de 10.000 UI/día para los adultos, aunque algunos investigadores consideran esa dosis algo conservadora. Los signos de toxicidad son falta de apetito, náuseas, vómitos, sed, micción excesiva, debilidad y nerviosismo.

Qué vitamina D debo tomar y cuándo

No importa la forma de vitamina D que se tome, ya sea en cápsula, tableta o líquido. Para la mayoría de personas, la vitamina D se absorbe fácilmente en el cuerpo. Ya que la vitamina D es liposoluble, es preferible tomarla con alguna comida que incluye grasas, para mejorar su absorción.

Cofactores que mejoran la absorción

El funcionamiento de las vitaminas y los minerales en el organismo está interconectado. La eficacia de la vitamina D depende de la cantidad de otras vitaminas y minerales presentes en el organismo. Existen varios cofactores importantes, para que la vitamina D funcione bien. Sin estos cofactores, la administración de suplementos puede tener efectos indeseables.

Según The Vitamin D Society y otras fuentes importantes, los que se enumeran a continuación son los cofactores más importantes y no deben pasarse por alto:

Magnesio, Vitamina K2 , Zinc, Boro

Se debe tomar en cuenta que los síntomas de la falta de vitamina D, como la fatiga y los dolores generales, son similares a los del hipotiroidismo. Dado que la vitamina D es fundamental para la salud de los huesos, los niveles adecuados pueden ser necesarios para prevenir los problemas óseos que a menudo se asocian con un mal reemplazo de la hormona tiroidea con la medicación de T4 solamente (levotiroxina).

Además, los niveles de vitamina D (junto con los niveles de hierro y cortisol) deben ser óptimos para que los receptores tiroideos respondan adecuadamente y para que los medicamentos tiroideos funcionen correctamente.

Análisis para medir la vitamina D en el cuerpo

1) El análisis de sangre de la vitamina D 25-hidroxi – 25(OH)D. El 25-hidroxi representa la principal forma circulante de vitamina D en el cuerpo y el precursor de la siguiente.

2) Análisis de sangre de 1,25-dihidroxi vitamina D, que es la forma activa.

Vitamina D y su importancia para la tiroides

Muchos pacientes con problemas de tiroides necesitan al menos 10.000 UI de la vitamina D para aumentar sus niveles debido a los problemas de absorción. Algunos, debido a lo que se llama las mutaciones del gen VDR tienen que seguir usando esa cantidad. Las mutaciones del gen VDR alteran el receptor de la vitamina D, con frecuencia impidiendo que el receptor interactúe con el calcitriol o con el ADN. Esto último significa que los receptores no hacen un buen trabajo para captar la vitamina D.

En cualquier caso, si tienes algún problema de tiroides, se recomienda hacer la prueba de 25-hidroxi cada 3 a 6 meses, mientras estés probando diferentes regímenes para averiguar cuánta vitamina D necesitas tomar para mantener su nivel óptimo. Una vez que lo hayas alcanzado, las pruebas deben realizarse como mínimo una vez al año, idealmente a principios de la primavera, cuando el nivel de vitamina D es más bajo.

Las investigaciones han demostrado que la deficiencia de vitamina D en personas con hipotiroidismo puede provocar problemas de memoria y de concentración, aumentar el riesgo de depresión y ansiedad, y disminuir la calidad de vida de las personas diagnosticadas de Hashimoto.

Comparte

2 comentario en “Déficit de la vitamina D se relaciona con Hashimoto e hipotiroidismo

  1. Cuando me dx hipotiroidismo la tenía 7.48 ahora la tengo en 0.10 según parece por toxicología tengo híper el dr mando a suspender el medicamento, puedo tomar vit D oD3?

    1. Estimada Anny, absolutamente puedes, pero sería prudente que realices el análisis de la vitamina D3 antes de comenzar la suplementación. Así tu médico sabrá la dosis que puedes necesitar. Tomar una dosis tan baja como 400 UI es totalmente seguro, sin embargo, puedes tener déficit y esta dosis no será la más adecuada para ti. Saludos y que te vaya muy bien en tu tratamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *