27 de noviembre de 2021
Diagnóstico de tiroiditis de Hahsimoto o hipotiroidismo

¿Cómo saber si tengo hipotiroidismo o la enfermedad de Hashimoto?

La enfermedad de Hashimoto o tiroiditis crónica es la causa principal de hipotiroidismo alrededor del mundo. Sin embargo, la mayoría de las personas que la padece, ni siquiera lo sabe. Esto significa que hay una gran posibilidad de que tengas tiroiditis de Hashimoto si tienes hipotiroidismo o una baja función tiroidea en cualquier grado. Y, lo creas o no, a pesar de que la enfermedad de Hashimoto es tan común, no significa que se diagnostique correctamente muy a menudo.

La importancia del diagnóstico de la enfermedad de Hashimoto

Uno de los mayores problemas que rodean la enfermedad de Hashimoto es el hecho de que la mayoría de los médicos endocrinólogos no se preocupan por hacer el diagnóstico completo. Sé que esto suena extraño, pero déjame explicarte.

Muchos endocrinólogos suelen preocuparse más en el nivel de la TSH, en términos de si la glándula necesita o no la medicación para mantener la función adecuada de tu tiroides, mas no en las causa del problema de la tiroides. Tampoco toman en cuenta cómo se desarrolla la enfermedad en tu caso particular y en qué medida afecta a todo tu sistema.

hipotiroidismo
Hipotiroidismo o enfermedad de Hashimoto

Por otro lado, la enfermedad de Hashimoto o tiroiditis crónica no es considerada como enfermedad “tratable” (por ser una enfermedad autoinmune), hasta que impacte en tu glándula tiroides lo suficiente como para justificar el uso de medicación para la tiroides. Esto puede sonar inquietante para ti como paciente y debería serlo, así lo fue para mí. Por esa razón quiero compartir contigo lo que estuve investigando por mi cuenta después de haber visitado a muchos endocrinólogos en diferentes países. Todos los tratamientos parecían tener el mismo guion.

La buena noticia es que ahora con algo más de información, puedes hacer algo al respecto (en cuanto al diagnóstico y tratamiento de la enfermedad de Hashimoto). Puedes pedir estas pruebas para averiguar el alcance del daño de tu glándula y ayudar a tu endocrinólogo a dirigir el tratamiento o la terapia.

En este artículo quiero que conozcas las pruebas de laboratorio exactas que deberías realizar, si tienes el síndrome de Hashimoto (o crees que podrías tenerlo), e incluso si sólo tienes hipotiroidismo regular.

Probablemente, tu medico no solicitaría algunas de estas pruebas, pero como paciente, tú necesitas tener toda la información necesaria acerca del estado de tu glándula tiroidea y su impacto en tu sistema. Una de las cosas buenas de un diagnóstico preciso de la enfermedad de Hashimoto es saber que lo tienes, porque el tratamiento es diferente al del hipotiroidismo regular.

El tratamiento de Hashimoto se centra tanto en el control de la función tiroidea como en el control del sistema inmunológico

Aquí va la lista de análisis que toda persona con problemas de tiroides debería realizar:

  • Anticuerpos anti-TPO (anti-peroxidasa)
  • Anticuerpos de Tiroglobulina TgAb
  • ESR – Tasa de sedimentación eritrocítica
  • CRP – La proteína C reactiva
  • TSH
  • T3 libre
  • T4 libre
  • T3 inversa

Anticuerpos TgAB y TPOAb – Deberían estar tan cerca de 0, como sea posible. Los niveles más altos pueden indicar una tiroiditis autoinmune. Muchos pacientes con tiroiditis de Hashimoto tienen síntomas de hipotiroidismo con valores «normales» de TSH y no reciben medicación, pero aun así deberían ser tratados con hormona tiroidea.

Adicionalmente, y no menos importante, es realizar la prueba de la Vitamina D y la concentración de Ferritina sérica. Tal vez te preguntarás, qué tiene que ver la vitamina D con mi función tiroidea?

Hay varias razones para realizarte esta prueba y la primera es porque hay una estrecha relación entre la baja concentración de la vitamina D (deficiencia de vitamina D) y el desarrollo de enfermedades autoinmunes. Recuerda que la tiroiditis crónica o síndrome de Hashimoto es una enfermedad autoinmune.

Para saber más acerca de la vitamina D y su impacto en tu glándula tiroides, revisa este enlace.

Asimismo, lee en este enlace la relación entre bajos niveles de Ferritina y enfermedades de tiroides.

La tiroiditis de Hashimoto es la causa más común de hipotiroidismo y el bocio en zonas con suficiente yodo. El diagnóstico temprano de Hashimoto es importante, ya que siempre progresa hacia el hipotiroidismo y, además, se asocia con el linfoma de tiroides y el carcinoma papilar de tiroides. También puede provocar complicaciones prenatales y neonatales en las pacientes embarazadas.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *