27 de noviembre de 2021
Hipotiroidismo Hashimoto vitaminas minerales

Qué vitaminas no pueden faltar en Hipotiroidismo y tiroiditis Hashimoto

Todos sabemos que debemos comer los alimentos adecuados para obtener todas las vitaminas y minerales necesarios para mantener una buena salud. La falta de ciertas vitaminas y minerales puede causar mal funcionamiento de la tiroides. Si tienes alguna enfermedad de la glándula como hipotiroidismo o tiroiditis de Hashimoto, debes saber que tu organismo no podrá procesar adecuadamente algunos alimentos, por lo que tendrás falta de ciertas vitaminas y minerales que empeorarían tu condición. Por lo tanto, es preciso que tomes un complejo vitamínico adecuado para la condición de hipotiroidismo o tiroiditis de Hashimoto.

Qué vitaminas son necesarias para hipotiroidismo o tiroiditis de Hashimoto

El Dr. Ridha Arem, en su libro «La solución tiroidea», nos dice que las personas con problemas de tiroides deben asegurarse de obtener suficientes vitaminas, ya sea comiendo muchos alimentos que contienen estas vitaminas o mediante suplementos.

Actualmente, muchas personas llevan vidas muy ocupadas y no tienen tiempo para comer apropiadamente. Muchos jóvenes dejan de comer para perder peso sin darse cuenta de que esto puede causar problemas en su tiroides. Incluso si intentas comer adecuadamente, cuando cocinamos alimentos, la mayoría de los nutrientes desaparecen y a veces los suplementos son esenciales para mantener una tiroides sana.

La falta de proteínas en una dieta vegetariana o vegana también puede causar problemas para la glándula tiroides. Una cosa que los médicos no suelen hacer ahora, a menos que vayas a un terapeuta alternativo, es revisarte por deficiencias de vitaminas y minerales, y para las personas con hipotiroidismo o enfermedad de Hashimoto es crucial.

Qué vitaminas y minerales te pueden faltar si tienes hipotiroidismo o tiroiditis de Hashimoto

Ferritina en hipotiroidismo

Uno de los primeros estudios que deberías realizarte es la ferritina sérica.

Probablemente ya te habías realizando los análisis de glóbulos rojos, hemoglobina, hematocrito y niveles de hierro, y todos ellos pueden resultar normales. Sin embargo, aún es posible que no tengas suficiente hierro. Si tienes bajos niveles de hierro, el cuerpo puede extraerlo de procesos fisiológicos menos importantes, como el crecimiento del cabello, para mantener suficiente hierro circulando en la sangre.

La ferritina, el nombre dado a la proteína de reserva de hierro del cuerpo, se requiere para el transporte de T3 a los núcleos celulares, y para la utilización de la hormona T3. La deficiencia de la ferritina puede presentarse como un aumento de la pérdida de cabello durante el lavado con champú y el cepillado, así como un adelgazamiento general del cabello sin un patrón específico o de las zonas calvas.

El nivel de ferritina sérica es el mejor indicador de la cantidad de hierro que tienes almacenado en tu cuerpo, y que está disponible para su uso. La ferritina es un análisis que deben hacer todas las mujeres con Hashimoto, y cualquier persona que experimente pérdida de cabello en general.

Los niveles normales de ferritina para las mujeres están entre 20 y 200 ng/mL. Sin embargo, según algunos expertos, se necesitan niveles de al menos 70 ng/ml para el crecimiento del cabello. El nivel óptimo de ferritina para la función tiroidea se considera entre 90 y 110 ng/ml.

Aquí puedes leer sobre los niveles óptimos de ferritina, si tienes hipotiroidismo o enfermedad de Hashimoto, también conocida como tiroiditis crónica o autoinmune.

Si tienes hipotiroidismo o enfermedad de Hashimoto, probablemente también te sorprendería descubrir que tienes deficiencia de varias vitaminas, especialmente de vitamina D y vitamina B12, así como algunos minerales.

Aquí te pongo una lista de vitaminas y minerales que juegan un papel importantísimo en la salud de su tiroides.

Si buscas un complejo vitamínico para hipotiroidismo, asegúrate de que tenga estos elementos:

Vitamina A (no caroteno)

El caroteno es un precursor de la vitamina A. La glándula tiroides poco activa (hipotiroidismo) no puede convertir eficientemente el caroteno en vitamina A utilizable, así que por muchas zanahorias, etc. que comas, no te ayudará. La vitamina A también debe ir acompañada de proteínas para que esté disponible para el cuerpo, por lo que si estás en una dieta baja en proteínas, puedes tener una deficiencia de esta vitamina. Si tienes un bajo nivel de vitamina A, tu capacidad para producir TSH será limitada. El cuerpo necesita esta vitamina para convertir la T4 en T3.

Complejo de vitamina B

Todas las vitaminas B son vitales para el buen funcionamiento de la tiroides, pero todas tienen un papel diferente:

B1 (Tiamina)

Esta vitamina es drásticamente necesaria si tienes hipertiroidismo.

B2 (Riboflavina)

La falta de vitamina B2 suprime la función de la tiroides, ya que la tiroides y las glándulas suprarrenales no secretan sus hormonas.

B3 (Niacina)

Sumamente necesaria para mantener todas las células del cuerpo (incluyendo las glándulas endocrinas) en funcionamiento eficiente.

B6 (Piridoxina)

Sin esta vitamina la tiroides no puede utilizar su materia prima de yodo eficientemente para fabricar las hormonas. Vitamina B es aún más necesaria para una tiroides hiperactiva. La debilidad muscular es muy común en personas con una tiroides hiperactiva y en aquellos que también carecen de B6.

Vitamina B12 para hipotiroidismo

Personas con hipotiroidismo o sin la glándula tiroides no pueden absorber la vitamina B12. Una grave carencia de B12 puede causar enfermedades mentales, varios trastornos neurológicos, neuralgia, neuritis y bursitis.

Algunos médicos creen que el «rango normal» que proponen los laboratorios de la vitamina B12 es demasiado bajo y que el rango normal real debería ser al menos de 500 – 1.300pg/ml (en lugar de 200 – 1.100). La B12 es una de las vitaminas muy importantes para hipotiroidismo, pero recuerda que no es absorbida de la misma manera en todas sus formulaciones. Lee más acerca de qué vitamina B12 es la más adecuada para personas con hipotiroidismo.

La vitamina C

La glándula tiroides necesita esta vitamina para mantenerse sana. Una deficiencia prolongada hace que la glándula tiroidea secrete demasiada hormona. Las personas con hipertiroidismo necesitan vitamina C adicional, ya que ésta es drenada de los tejidos del cuerpo.

La vitamina D3 para hipotiroidismo

Se ha descubierto que cuando las personas con una tiroides hiperactiva toman la vitamina D, contrarresta la habitual excreción rápida de calcio y de esta manera se puede evitar la osteoporosis. Se recomienda tomar la vitamina D junto con magnesio. De hecho, en estudios anteriores se demostró que el magnesio desempeña un papel importante en la optimización de los niveles de vitamina D3.

La Sociedad Endocrina de los EE. UU. sugiere que se necesitan entre 1500 y 2000 UI/día de vitamina D3 para que los adultos mayores de 50 años mantengan la 25 (OH) D en el rango óptimo.

Vale la pena aclarar, que la concentración mayor a 80 ng/mL (200 nmol/L) es el límite superior. La intoxicación de vitamina D3 ocurre cuando hay una concentración mayor a 125 ng/mL (312 nmol/L). En este caso, hay que evaluar la presencia de hipercalcemia. Además, existe el riesgo de calcificaciones arteriales o daño renal.

Vitamina D3nmol/Lng/mL
Rango óptimo100–15040–60
Rango normal75–9930–39
Insuficiencia50–7420–29
Deficiencia<50<20
Rango óptimo de la vitamina D3 en el suero

La vitamina E

Una vez más, la falta de esta vitamina alienta a la glándula tiroides a segregar demasiada hormona, así como muy poca TSH por la glándula pituitaria. Las personas con una tiroides hiperactiva suelen necesitar una mayor ingesta de la vitamina E.

Hierro

Existe una estrecha relación entre la ferritina y las enfermedades autoinmunes. Tener bajos niveles de hierro puede afectar a tu sistema inmunológico, y como consecuencia, a tu glándula tiroides. Sin embargo, los síntomas pueden depender de la gravedad de tu deficiencia de hierro.

Calcio

Muchos de nosotros consumimos muy poco calcio en forma de productos lácteos. Calcio es necesario para combatir la pérdida de hueso, especialmente importante en personas hiperactivas.

Magnesio

El magnesio es necesario para la conversión de T4 en T3, por lo que este mineral debe ser suplementado. Algunas personas pueden perder magnesio a gran velocidad al orinar. También parece que una dieta alta en alimentos refinados y cafeína fomentará la pérdida de magnesio.

Selenio

Selenio es un componente crucial de la enzima que convierte la T4 en T3 en el cuerpo. Sin selenio, la T3 no puede ser producida en las cantidades correctas, y los órganos funcionarán como si tu tiroides fuera poco activa, aunque los niveles de los análisis de TSH de sangre sean normales.

Zinc

Las investigaciones han demostrado que tanto el hipotiroidismo como el hipertiroidismo dan lugar a una deficiencia de zinc. También juega un papel en el funcionamiento del sistema inmunológico. Se han encontrado bajos niveles de zinc en personas con enfermedades autoinmunes. 

Comparte

Un pensamiento en “Qué vitaminas no pueden faltar en Hipotiroidismo y tiroiditis Hashimoto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *