27 de noviembre de 2021
alimentos goitrogenos

Los peores alimentos para la enfermedad de Hashimoto

Además de los alimentos que ayudan a la tiroides, hay alimentos específicos en ciertas cantidades que pueden tener un efecto negativo sobre la tiroides. El gluten y los goitrógenos son los peores alimentos para incluir en tu dieta si tienes la enfermedad de Hashimoto.

Gluten y la enfermedad de Hashimoto

Numerosos estudios encontraron una correlación entre la enfermedad de Hashimoto y la sensibilidad al gluten. Asimismo, señalan que la enfermedad de Hashimoto es la enfermedad autoinmune más común conectada a la enfermedad celíaca. De hecho, los estudios sugieren que hay una relación entre la intolerancia al gluten y los trastornos autoinmunes en general.

Si vives con la enfermedad de Hashimoto y tus síntomas no mejoran con los cambios de estilo de vida y la medicación, intenta eliminar todos los alimentos con gluten de tu dieta y mira si tus síntomas mejoran.

Alimentos goitrógenos y el bocio

Otros de los peores alimentos para la enfermedad de Hashimoto son los goitrógenos.

Los Goitrógenos (goitro=bocio) son sustancias que producen las plantas para defenderse de los insectos. Lo malo es que en los humanos, los goitrógenos interfieren en la función de la glándula tiroides y el metabolismo de la hormona tiroidea, inhibiendo la absorción del yodo y provocando crecimiento de la glándula para tratar de absorber más yodo del torrente sanguíneo.

Si se consumen en dosis suficientemente grandes, los goitrógenos pueden agravar seriamente la condición de la tiroides e interrumpir la producción de hormonas.

Los goitrógenos son más comunes en los vegetales crucíferos como, coliflor, col (repollo), brócoli, bok choy, col morada, nabo, arúgula, espinaca, rabano, mostaza.

Minimizar los efectos de los alimentos goitrogénicos

Los alimentos goitrogénicos son ricos en vitaminas y minerales, y los expertos no recomiendan que nadie evite comerlos. Sin embargo, hay algunas pautas sencillas a tener en cuenta si tienes una tiroides poco activa o estás preocupado por los goitrógenos en su dieta.

Estos alimentos no representan una gran amenaza si se consumen en pequeñas cantidades, bien cocidos. Sin embargo, debes tener especial cuidado con los goitrógenos si tienes bocio. La mayoría de las personas con la enfermedad de Hashimoto no experimentarán efectos negativos en sus síntomas a menos que coman muchos de estos alimentos todos los días.

Cómo minimizar el efecto de goitrógenos

Cocina verduras goitrogénicas: Cocinar al vapor o fermentar estos alimentos puede reducir los niveles de goitrógenos. Si le gustan las espinacas frescas o la col rizada en batidos, intente escaldar las verduras y luego guardarlas en el congelador para su uso posterior.

Aumenta el consumo de yodo y selenio: Consumir suficiente yodo y selenio puede ayudar a reducir los efectos de los goitrógenos. La deficiencia de yodo es un factor de riesgo para la disfunción tiroidea. Las buenas fuentes dietéticas de yodo incluyen las algas marinas (como las algas kelp, kombu o nori) y la sal yodada (menos de media cucharadita de sal yodada cubre tus necesidades diarias de yodo). Las grandes fuentes de selenio incluyen las nueces de Brasil, el pescado, la carne, las semillas de girasol, el tofu, los frijoles horneados, los hongos Portobello, la pasta integral y el queso.

Ten una alimentación variada: Incluir en tu dieta tanto no goitrogénicos como goitrogénicos, ayudará a limitar la cantidad de goitrógenos que se consumen, asegurando que se obtenga un surtido saludable de vitaminas y minerales.

Sin embargo, no todos los que tienen una enfermedad de la tiroides deben evitar los goitrógenos.

Si eres hipotiroideo debido a una cirugía de la tiroides conocida como tiroidectomía (un procedimiento realizado para tratar el cáncer de tiroides o para extirpar un bocio o nódulos) no necesitas preocuparte por los goitrógenos. De la misma manera sucede si tienes hipotiroidismo después de un tratamiento con yodo radiactivo (RAI) para la enfermedad de Graves. El tejido tiroideo que ha sido destruido por estos procedimientos no es susceptible a los efectos goitrogénicos.

Lee aquí la lista completa de los alimentos que debes evitar si tienes hipotiroidismo autoinmune o tiroiditis de Hashimoto.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *