27 de noviembre de 2021
Alimentacion y tiroiditis Hashimoto

Tiroiditis de Hashimoto y los principales nutrientes

Si tienes la enfermedad de Hashimoto, debes saber que hay nutrientes específicos que debes consumir regularmente para mantener una tiroides sana y funcional. Aquí te presento algunos tips de alimentación y los principales nutrientes que necesita una persona con tiroiditis de Hashimoto.

Los nutrientes como el Yodo, Selenio y Zinc, son vitales para recuperación y mantenimiento de la función de la glándula tiroides en pacientes con tiroiditis de Hashimoto. La mejor manera de obtener los requerimientos diarios de estos minerales y nutrientes es comer una dieta balanceada. Además, algunas dietas como Paleo y sin Gluten son beneficiosas para las personas con la enfermedad de Hashimoto.

Principales nutrientes para la tiroiditis de Hashimoto

Yodo

El yodo mineral es común en una dieta occidental porque está presente en alimentos como la sal y el pan. Por esta razón, no es usual que las personas en los países desarrollados tengan deficiencia de yodo. El yodo es vital para la producción de la hormona tiroidea.

Aun así, es importante ser consciente de la cantidad de este mineral en su dieta. Muy poco yodo puede causar bocio en algunas personas, mientras que demasiado yodo puede empeorar el hipotiroidismo.

Bajo la supervisión de tu endocrinólogo, puedes añadir yodo a tu dieta de forma natural, comiendo alimentos ricos en yodo como:

  • Mariscos
  • Sal De Mesa
  • Productos Lácteos
  • Huevos
  • Ciruelas Pasas

Debes tener cuidado con las algas marinas o gotas de yodo, ya que existe la posibilidad de llegar a consumir demasiado.

Selenio

Un estudio encontró que el tratamiento con selenio es muy efectivo para personas con tiroiditis de Hashimoto, ya sea usado solo o en combinación con levotiroxina. Sin embargo, según la Biblioteca Cochrane, se necesita más investigación para guiar el tratamiento clínico con selenio.

Otros estudios demostraron que las personas que viven con la enfermedad de Hashimoto y toman suplementos de selenio han mostrado una disminución en el número de anticuerpos antitiroideos.

Los alimentos ricos en selenio incluyen:

  • Huevos
  • Cerdo
  • Nueces de Brasil
  • Atún y Sardinas
  • Carnes rojas
  • Pollo

Las nueces de Brasil son la fuente alimenticia más rica en selenio. Dado que el selenio varía mucho en las nueces de Brasil, de 55mcg a 550mcg, a menudo se recomienda no consumir más de siete nueces de Brasil a la semana. La razón es que las altas dosis de Selenio pueden provocar toxicidad.

A las personas con tiroiditis de Hashimoto se recomienda tomar un suplemento de selenio en lugar de fuentes de alimentos, para una ingesta de selenio más controlada.

Zinc

El zinc es un elemento esencial para producir la hormona tiroidea. Varios estudios afirman que el consumo de suplementos de zinc aumenta los niveles de hormona tiroidea en las personas con bocio.

Para agregar mayor cantidad de zinc a tu dieta, los siguientes alimentos son excelentes fuentes:

  • Ostras y mariscos
  • Carnes rojas
  • Pollo
  • Legumbres como las lentejas y las judías
  • Leche de vaca
  • Paleo dieta

La Dieta Paleo se centra en comer lo que los humanos comieron durante el período Paleolítico de la evolución. Se centra en la comida del estilo «cazador y recolector».

La Dieta Paleo es muy efectiva para la enfermedad de Hashimoto. Elimina los alimentos que pueden desencadenar una reacción autoinmune como granos, lácteos y alimentos altamente procesados. La paleodieta también excluye las legumbres.

Los beneficios antiinflamatorios de la paleo dieta se pueden lograr comiendo carne magra, mariscos, frutas, vegetales y nueces.

Dieta sin gluten

Aunque los alimentos que contienen gluten no son la causa de la enfermedad de Hashimoto, para algunas personas, esos alimentos pueden desencadenar una respuesta autoinmune, ya que resulta en inflamación y destrucción de tejidos.

El gluten forma parte de todos los productos de harina de trigo, se encuentra en el centeno y la cebada, y puede esconderse en muchos alimentos diferentes.

Existen alternativas sin gluten para los alimentos comunes a base de harina, aunque pueden ser costosas. Si vives con la enfermedad de Hashimoto, prueba la dieta sin gluten y verás si tus síntomas mejoran.

Dieta vegetariana y vegana

Se cree que la dieta vegetariana y vegana ayudan a mejorar la respuesta autoinmune involucrada en la enfermedad de Hashimoto. También reducen la inflamación y promueven la salud intestinal.

Sin embargo, ten en cuenta que las dietas vegetarianas y veganas pueden dejarte deficiente en vitaminas y minerales importantes como ácidos grasos omega-3, hierro, vitamina B12 y vitamina D.

Los suplementos pueden ayudar a equilibrar las deficiencias nutricionales que se encuentran en este tipo de dieta.

Recuerda evitar cualquier alimento al menos por 1 hora después de haber tomado la medicación para la tiroides, ya que esto afecta la forma en que esta será absorbida por el cuerpo.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *