27 de noviembre de 2021
Tipos de magnesio y para qué sirve cada uno de ellos

Diferentes formas y usos de magnesio para la salud

El magnesio es el cuarto mineral más abundante en el cuerpo y está involucrado en más de 300 reacciones metabólicas esenciales para la salud humana. Una deficiencia de magnesio puede aumentar el riesgo de desarrollar la enfermedad de Hashimoto y está asociada a niveles elevados de anticuerpos de la tiroides. Corregir la deficiencia de magnesio puede mejorar los síntomas de Hashimoto y mejorar los síntomas de hipotiroidismo. Averigua en este artículo acerca de las formas más comunes de magnesio y cuáles son sus usos.

El magnesio es responsable de la producción de energía, la regulación de la presión sanguínea, la transmisión de señales nerviosas y la contracción muscular.

Según los estudios, niveles bajos de magnesio están vinculados a una variedad de enfermedades crónicas, la diabetes tipo 2, osteoporosis, enfermedades cardíacas, trastornos del estado de ánimo y migrañas.

Aunque este mineral está presente en muchos alimentos como las verduras de hoja verde, las legumbres, los frutos secos y las semillas, más de la mitad de las personas en el mundo occidental no satisfacen sus necesidades de magnesio sólo con la alimentación. Muchas personas suelen recurrir a los suplementos de magnesio para aumentar su ingesta. Sin embargo, como existen múltiples variedades de suplementos de magnesio, puede ser difícil saber cuál es el más apropiado para tus necesidades.

Magnesio en la salud de la glándula tiroides

Tal vez no lo sabías, pero el magnesio es responsable de convertir la hormona tiroidea T4 inactiva en la forma activa de T3. Esto es extremadamente importante porque el metabolismo de las células de tu cuerpo se activa por la T3, no por la T4 inactiva.

La deficiencia de magnesio está relacionada con el bocio, o un agrandamiento de la glándula tiroides. Otro nutriente importante en la prevención del bocio es el yodo, pero el magnesio también ayuda.

El magnesio ayuda a producir más T4 en la glándula tiroides. Sin magnesio, muchas de las enzimas tiroideas que producen la hormona tiroidea simplemente no podrían funcionar.

Puedes leer aquí acerca de la deficiencia de magnesio en hipotiroidismo y la tiroiditis de Hashimoto.

Dónde se consigue el magnesio

Asegúrate de consumir alimentos ricos en magnesio que incluyen almendras, semillas de calabaza, acelgas, espinacas, palta (aguacate), higos e incluso chocolate negro. Desafortunadamente, la mayoría de los alimentos, incluso los orgánicos, no contienen cantidades consistentemente adecuadas de minerales incluyendo el magnesio. Por lo tanto, la suplementación es la clave para conseguir que tus reservas de magnesio sean suficientes para la salud de la tiroides.

Cuando el magnesio es deficiente, conduce a una serie de problemas:

  • Problemas de tiroides
  • Dolores de cabeza
  • Dolores musculares
  • Fibromialgia
  • Hormigueo en las extremidades
  • Síndrome de Raynaud
  • Ansiedad y depresión
  • Cambios de personalidad
  • Fatiga
  • Insomnio
  • Estreñimiento
  • La presión arterial alta
  • Las palpitaciones del corazón

Y es por nombrar algunos…

Puede ser que muchos de ustedes lean esa lista de síntomas relacionados con la deficiencia de magnesio y descubran que siempre han pensado que estaba relacionada con su condición de la tiroides. Es importante tener en cuenta que estos síntomas también podrían provenir directamente de una deficiencia de magnesio. De cualquier manera, el magnesio puede ayudarte a ti y a tu tiroides.

Aquí te presento 8 formas y usos de magnesio para la salud

Citrato de magnesio

El citrato de magnesio es una forma de magnesio que se une al ácido cítrico. Este ácido se encuentra de forma natural en los cítricos y les da su sabor agrio. El ácido cítrico producido artificialmente se utiliza a menudo como conservante y potenciador del sabor en la industria alimentaria.

El citrato de magnesio es una de las formulaciones de magnesio más comunes. Algunas investigaciones sugieren que este tipo de magnesio se absorbe más fácilmente en el tracto digestivo. Debido a su efecto laxante natural, a veces también se utiliza en dosis más altas para tratar el estreñimiento.

Glicinato de magnesio

El glicinato de magnesio se forma a partir del magnesio elemental y el aminoácido glicina.

Tu cuerpo emplea este aminoácido en la construcción de proteínas. Glicinato de magnesio también se encuentra en muchos alimentos ricos en proteínas, como el pescado, la carne, los lácteos y las legumbres.

La glicina se utiliza a menudo como un suplemento dietético independiente para mejorar el sueño y tratar una variedad de condiciones inflamatorias, incluyendo enfermedades cardíacas y diabetes.

El glicinato de magnesio se absorbe fácilmente y puede tener propiedades calmantes. Puede ayudar a reducir la ansiedad, la depresión, el estrés y el insomnio.

Cloruro de magnesio

El cloruro de magnesio es una sal de magnesio que incluye cloro, un elemento inestable que se une bien con otros elementos, incluyendo el sodio y el magnesio, para formar sales.

Se absorbe bien en el tracto digestivo, lo que lo convierte en un gran suplemento multiuso. Puedes usarlo para tratar los niveles bajos de magnesio, la acidez estomacal y el estreñimiento.

Lactato de magnesio

El lactato de magnesio es la sal que se forma cuando el magnesio se une al ácido láctico.

Este ácido no sólo es producido por sus músculos y células sanguíneas, sino que también es fabricado para ser usado como conservante y agente saborizante. El lactato de magnesio es efectivo como suplemento dietético. Puede ser más adecuado para aquellos que no toleran otras formas o necesitan tomar dosis especialmente grandes.

Malato de magnesio

El malato de magnesio incluye el ácido málico, que se encuentra de forma natural en alimentos como la fruta y el vino.

El malato de magnesio se absorbe fácilmente y puede tener menos efecto laxante que otras formas. Ocasionalmente se recomienda para condiciones crónicas como la fibromialgia, pero ninguna evidencia científica actual lo respalda.

Taurato de magnesio

El taurato de magnesio contiene el aminoácido taurina.

Las investigaciones sugieren que la ingesta adecuada de taurina y magnesio desempeña un papel en la regulación del azúcar en la sangre. Por lo tanto, esta forma particular puede promover niveles saludables de azúcar en la sangre.

Óxido de magnesio

El óxido de magnesio es una sal que combina el magnesio y el oxígeno. Es el principal ingrediente activo de la leche de magnesia. El óxido de magnesio se utiliza a menudo para aliviar molestias digestivas como la acidez y el estreñimiento. Dado que el cuerpo no lo absorbe bien, no es una buena elección para aquellos que necesitan elevar sus niveles de magnesio.

Orotato de magnesio

El orotato de magnesio incluye el ácido orótico, una sustancia natural que participa en la construcción de material genético en el cuerpo, incluyendo el ADN.

Se absorbe fácilmente y no tiene los fuertes efectos laxantes característicos de otras formas. Las primeras investigaciones sugieren que puede promover la salud del corazón debido al papel único del ácido orótico en las vías de producción de energía en el tejido del corazón y los vasos sanguíneos.

Como tal, es popular entre los atletas de competición y los entusiastas del fitness, pero también puede ayudar a las personas con enfermedades cardíacas.

Cuánto magnesio necesito

Para la suplementación de la tiroides y la salud en general, se suele recomendar dos tipos de magnesio, dependiendo de si existe el problema de estreñimiento o no.

Si tienes estreñimiento, entonces puedes usar Citrato de Magnesio en una dosis de 400 mg para aliviar el estreñimiento y empezar a aumentar las reservas de magnesio. He incluido enlaces a marcas de alta calidad.

Si no tienes estreñimiento, pero sí muchos de los otros síntomas, entonces te recomiendo Glicinato de Magnesio en una dosis diaria de 400 mg. Esto te ayuda a aumentar las reservas de magnesio y no aumentará la motilidad intestinal.

¿Debería tomar un suplemento de magnesio?

Si no puedes obtener suficiente magnesio de la dieta, puede que valga la pena considerar un suplemento. Ciertas poblaciones pueden tener un mayor riesgo de la deficiencia de magnesio, incluyendo los adultos mayores y las personas con diabetes tipo 2, trastornos digestivos y dependencia del alcohol.

Los suplementos de magnesio se consideran generalmente seguros para la mayoría de las personas. Una vez que hayas alcanzado los niveles adecuados de magnesio, tu cuerpo excretará cualquier exceso en la orina. Sin embargo, ciertas formas o dosis excesivas pueden causar síntomas leves como diarrea o malestar estomacal.

Aunque es raro, puede ocurrir toxicidad por magnesio. Si tienes una enfermedad renal o consumes dosis muy grandes de magnesio, puedes correr un mayor riesgo. Los signos de toxicidad incluyen náuseas, vómitos, diarrea, debilidad muscular, respiración irregular y retención urinaria.

Recuerda que siempre es una buena idea consultar a tu profesional de la salud antes de agregar cualquier suplemento dietético a tu rutina.

Si te gustó este artículo, tal vez te gustaría leer acerca de la vitamina D y su importancia en la salud de la tiroides.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *