17 de abril de 2024
Qué es la T3 reversa

Qué es la T3 reversa y cuál es su función


Si estás dando tus primeros pasos en el mundo de los problemas de la tiroides, o si hasta ahora solo te han realizado los análisis clásicos del perfil tiroideo, como TSH y T4 Libre, es probable que el término «T3 reversa» te resulte enigmático. La regulación de la función tiroidea es un proceso delicado influido por diversos factores. El objetivo de este artículo es ayudarte a comprender la importancia de este metabolito para la salud de tu tiroides y, en consecuencia, para tu bienestar general.

La glándula tiroides genera dos hormonas tiroideas fundamentales: la triyodotironina (T3) y la tiroxina (T4).

La T3 reversa, o RT3, es un metabolito de la hormona tiroidea que se forma a partir de la T4. Aunque contiene el mismo número de moléculas de yodo que la T3, están unidas a ubicaciones diferentes, lo que la convierte en una forma inactiva de la T3. Su presencia se asocia con la regulación de la función tiroidea. Un nivel elevado de T3 reversa (RT3 alta) puede afectar negativamente la función tiroidea y el bienestar general.

Es crucial destacar que la T4 es esencialmente una hormona tiroidea inactiva, ya que nuestro organismo solo puede utilizar la T3. El proceso normal de síntesis de hormonas tiroideas implica la transformación de T4 a T3. Sin embargo, la T4 también puede dar lugar a la T3 reversa. Veamos por qué la T3 reversa alta puede tener implicaciones significativas para tu salud tiroidea y tu bienestar en general:

Qué es la T3 reversa y cuál es su función

La glándula tiroides produce alrededor del 80% de la hormona T4 y solo el 20% de la T3. En consecuencia, la T4 se convierte en T3 dentro del cuerpo mediante enzimas llamadas deiodinasas. Esto es particularmente relevante para quienes padecen hipotiroidismo, ya que a menudo se les administra T4 sintética para que experimente esta conversión interna.

La T3 reversa, también conocida como RT3, juega un papel crucial. A pesar de compartir el mismo número de moléculas de yodo que la T3, estas están unidas a ubicaciones diferentes, lo que la convierte en la forma metabólicamente inactiva de la T3.

La T3 reversa, o RT3, es un metabolito antitiroideo creado por el cuerpo para regular la función tiroidea. La función principal de RT3 es inhibir la actividad de la tiroides, especialmente en situaciones de enfermedades graves.

En situaciones críticas de salud, nuestro organismo prefiere dirigir la energía hacia el fortalecimiento del sistema inmunológico para acelerar la recuperación. La T3 reversa actúa como reguladora, permitiendo que el organismo gestione eficientemente el uso de la energía, determinando su distribución y destino. Comprender la función de la T3 reversa es esencial para abordar las complejidades del equilibrio tiroideo y la respuesta del cuerpo a diversas situaciones.

Cómo se fabrica la T3 Reversa

La T3 reversa se forma a partir de la hormona tiroidea T4, la misma presente en la levotiroxina. El cuerpo convierte T4 en la hormona tiroidea activa T3 o en el metabolito antitiroideo inactivo T3 reversa, según diversos factores. Un exceso de RT3 en comparación con la T3 libre puede empeorar síntomas de hipotiroidismo, bloqueando la acción de la hormona T3 incluso si esta última está dentro del rango normal. La preocupación por el nivel de RT3 radica en su correlación directa con nuestro bienestar, y aquí tienes un estudio relevante sobre este tema.

Causas de la T3 reversa alta

Hay muchos factores por los cuales la T3 reversa puede salir alta. Y para las personas con hipotiroidismo, es importante conocer los factores más comunes de la T3 reversa alta para mejorar nuestra función tiroidea.

1. Dietas y restricción calórica

La primera, y tal vez la más frecuente causa de la T3 reversa alta, se deriva de la restricción de calorías. El hipotiroidismo ralentiza el metabolismo, lo que conduce al aumento de peso. El problema es que las dietas de excesiva o muy prolongada restricción calórica pueden causar daño a la tiroides y empeorar los síntomas de hipotiroidismo mediante el aumento de la T3 reversa.

Cuanto más reduzcas tus calorías, más lento será tu metabolismo, y lo más probable es que ganes peso una vez que vuelvas a comer una cantidad normal. Todo este proceso está mediado por los niveles de T3 reversa.

Cómo bajar de peso con hipotiroidismo de manera segura

El primer paso es equilibrar las hormonas tiroideas. El simple hecho de tomar el tipo y la dosis correcta de medicación para la tiroides y tener los valores óptimos podría ser suficiente.

Por otro lado, es importante también enfocarte en tus otras hormonas mediante la alimentación limpia, el ejercicio y las vitaminas y suplementos según evaluación y necesidad individual. Asimismo, no descuidar la parte de sueño y manejo del estrés.  

2. La inflamación

La inflamación causa un pico en la T3 reversa, porque obliga al cuerpo a seguir la vía de la T4 a la RT3. Tanto la inflamación sistémica (es decir, en todo el cuerpo), como celular, conocida como la inflamación de bajo grado, pueden causar este problema.

Las personas con inflamación crónica de bajo grado tienden a tener cansancio y fatiga, dolor en las articulaciones, problemas digestivos, migrañas, sarpullido y otros tantos síntomas difíciles de manejar.

La mayoría de los casos de este tipo de inflamación son causados por los alimentos que comemos en el día a día. Alto contenido de azúcar, los alimentos procesados y los alimentos hechos con aceites vegetales refinados, son a menudo los culpables. En esta sección puedes ver los alimentos que es mejor evitar en hipotiroidismo para reducir la inflamación y mejorar los síntomas de hipotiroidismo.

3. Deficiencias de vitaminas y nutrientes

Las deficiencias de ciertas vitaminas y nutrientes importantes pueden contribuir a la T3 reversa alta.

El proceso de conversión de T4 a T3 es mediado por ciertas enzimas y cofactores, y ciertos nutrientes juegan un papel importante en que ese proceso sea exitoso. En este artículo encontrarás mayor detalle sobre estas vitaminas y por qué son tan importantes para la función de la tiroides:

Las vitaminas más recomendables para hipotiroidismo

Los nutrientes que merece la pena tener en cuenta son el zinc, el selenio, la vitamina E y la vitamina A. Una deficiencia de cualquiera de estos nutrientes puede disminuir la capacidad del cuerpo de convertir la T4 en T3 y aumentar la conversión de T4 a RT3.

El zinc y el selenio pueden ayudar con la conversión de T4 a T3, mientras que la vitamina A y la vitamina E mejoran la actividad y sensibilidad celular.

4. Problemas digestivos

Por lo general, esto ocurre en el contexto de un desequilibrio en las bacterias saludables y no saludables en el intestino. Pero también puede ocurrir de forma secundaria a la inflamación o al daño del revestimiento intestinal (como el que se observa en el aumento de la permeabilidad intestinal o el intestino permeable).

Nuestro intestino es una enorme fuente de hormonas, neurotransmisores y la función inmune. Aproximadamente el 20% de toda la conversión de las hormonas tiroideas ocurre en el intestino. Un problema inflamatorio en el intestino puede comprometer cualquiera de estas áreas.

El síndrome del intestino irritable, el sobrecrecimiento bacteriano del intestino delgado, el reflujo, el sobrecrecimiento de levadura (cándida), los gases, la hinchazón, el estreñimiento, la diarrea, etc., pueden reflejar problemas relacionados con el intestino.

Y es muy importante recordar que la relación tiroides – intestino es bilateral, dado que la hormona tiroidea también influye en la salud intestinal.

5. Ciertos medicamentos

Los medicamentos más comunes que causan RT3 elevada incluyen: medicamentos para la presión arterial, medicamentos para la diabetes, anticonvulsivos y antidepresivos.

6. Tipo de medicación para la tiroides

La Dra. Amy Myers en su libro «The Thyroid Connection» explica: «La hormona tiroidea más comúnmente prescrita es una hormona de sólo T4, o levotiroxina». Sin embargo, «muchos pacientes con hipotiroidismo tienen dificultades para convertir la T4, la forma de almacenamiento de la hormona, en T3 libre, y les va mejor con la medicación combinada, que incluye tanto la T4 como la T3, o añadiendo una forma de hormona tiroidea suplementaria sólo de T3, como Cytomel® o una fórmula compuesta de T3 de liberación prolongada.»

Calcular la relación entre T3 libre – T3 reversa

Ante todo, asegúrate de que ambos valores estén especificados en unidades adecuadas:

La T3 libre debe estar en pg/mL
La T3 Reversa debe estar en ng/dL

Si el laboratorio donde realizaste las pruebas de la T3 reversa y la T3 libre no da resultados en estas unidades, puedes utilizar una calculadora como ésta para transferir los resultados a las unidades correctas.

Una vez tengas las unidades adecuadas, lo que tienes que hacer es tomar el valor de tu T3 libre y dividirlo por el valor de tu T3 reversa. El resultado debería ser superior a 0,20.

Si el valor calculado es inferior a 0,20, esto podría indicar un problema con la conversión hormonal (las causas están especificadas más arriba), o la medicación para a tiroides que estás tomando no es la adecuada para ti.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *