27 de noviembre de 2021
Suplementos post tiroidectomia

Mi vida sin tiroides: Suplementos post tiroidectomía

Las personas que viven sin la glándula tiroides muchas veces no tienen claro si deben o no usar suplementos para su tiroides. Al pasar por una tiroidectomía incluso total, es importante que pienses en cómo apoyar la FUNCIÓN tiroidea.

La mayoría de las personas piensa que la glándula tiroides y la función tiroidea son lo mismo, y no pueden estar más equivocados.

La función tiroidea es lo que sucede en todo el cuerpo una vez que la hormona tiroidea ha sido liberada de la glándula tiroides. Se puede decir que esto es mucho más importante que el funcionamiento de la glándula tiroidea en sí.

¿Ayudan los suplementos si no tengo tiroides?

Incluso si no tienes glándula tiroides, definitivamente puedes beneficiarte del uso de los suplementos para la función tiroidea.

Debido a que este tema parece ser tan confuso, en este artículo te contaré exactamente POR QUÉ los pacientes sin tiroides o los que están en post tiroidectomía pueden y DEBEN usar suplementos de apoyo de la tiroides.

¿Cómo puede ayudar un suplemento de apoyo a la glándula tiroides, si no la tengo?

Verás, la FUNCIÓN tiroidea es significativamente diferente de la propia GLÁNDULA tiroides. Una vez que tu glándula tiroides ha sido removida, no necesitas apoyarla.

PERO, la FUNCIÓN tiroidea (que significa qué tan bien funciona la hormona tiroidea en tu cuerpo) sigue siendo importante, ya sea que tengas o no tengas una tiroides.

¿Por qué? Porque nadie puede vivir sin la hormona tiroidea en su cuerpo. Por esta razón, cada paciente después de la tiroidectomía debe recibir medicación para la tiroides.

Y aunque ya no tengas que preocuparte por la propia glándula tiroidea una vez que ha sido removida, sí debe preocuparte cuán bien está funcionando la medicación tiroidea en tu cuerpo.

Apoyo a la producción de hormonas tiroideas vs. Apoyo a la función tiroidea

Existe una significativa diferencia entre apoyar la tiroides y apoyar la función de la tiroides.

La mayoría de los suplementos de apoyo a la tiroides se centran en ayudar a la glándula tiroides a PRODUCIR más hormona tiroidea. Lo hacen mediante la inclusión de ingredientes considerados como los bloques de construcción de la hormona tiroidea. La tirosina y el yodo entran en esta categoría.

Tu glándula tiroides necesita estos ingredientes para producir hormona tiroidea, por lo que se incluyen en los suplementos de apoyo a la tiroides.

Pero si tu tiroides fue removida, entonces para ti estos ingredientes específicos no tienen ningún sentido. Tu glándula tiroides ya no está en tu cuerpo, lo que significa que ya no puede producir hormona tiroidea. Recibes toda la hormona tiroidea que necesitas directamente de la medicación que no requiere estos ingredientes.

Recuerda: no necesitas suplementos de apoyo de la tiroides que ayudan a producir la hormona tiroidea. En cambio, lo que sí necesitas es tomar suplementos que ayudan a la conversión de la hormona T4 en T3 activa y ayudan a que la medicación haga su trabajo.

Suplementos post tiroidectomía que los pacientes sin tiroides pueden y deben tomar

Los suplementos presentados a continuación, funcionan pasando por alto las vías de producción de la hormona tiroidea y en su lugar se centran en las vías y sistemas que las personas SIN tiroides necesitan.

1. Suplementos de apoyo a la conversión hormonal

Una de las principales áreas de la suplementación en la que debes centrar tu atención es en la conversión de la T4 en T3 activa.

La conversión tiroidea se refiere al proceso en el que la hormona T4 (la hormona tiroidea inactiva) se convierte en la hormona tiroidea activa T3. Este proceso ocurre todo el tiempo en los individuos sanos que tienen glándula tiroides.

El cuerpo recibe T3 directamente de la glándula tiroidea y de la conversión tiroidea en los tejidos periféricos.

Pero una vez que se extirpa la tiroides, ya no se produce directamente T3, lo que limita seriamente la cantidad de T3 que se encuentra típicamente en el cuerpo.

Y, para empeorar las cosas, la mayoría de los medicamentos para la tiroides que toman los pacientes sin tiroides contienen sólo la hormona tiroidea T4. Medicamentos como la levotiroxina y Synthroid entran en esta categoría y son los medicamentos que la mayoría de los pacientes con tiroidectomía toman.

Esto significa que ya no estás recibiendo T3 directamente de su glándula tiroides (porque ha sido removida), pero tampoco la estás recibiendo de tu medicamento para la tiroides.

A partir de investigaciones médicas recientes, la mayoría de las personas que toman sólo medicamentos T4 no convierten suficiente cantidad de su medicación tiroidea en la hormona tiroidea activa T3.

Esto es tanto un gran problema como una gran oportunidad.

Un gran problema en el sentido de que las personas sin tiroides sufren de baja T3 y síntomas persistentes de la tiroides hipoactiva. Pero una gran oportunidad, porque es posible dirigir este proceso de conversión y APOYARLO con los suplementos adecuados! Haciendo tu medicación aún más eficaz, ayudándole a convertirse en la hormona tiroidea activa.

¿Qué suplementos ayudan a la función tiroidea?

  • Zinc
  • Selenio
  • Extracto de Guggul
  • La bufera o ginseng indio
  • Aceite de pescado

Todos estos ingredientes pueden ayudar ya sea directamente (en el caso del zinc, el selenio y el guggul) o indirectamente (en el caso del aceite de pescado y la bufera) a mejorar la conversión de T4 a T3.

¿Quiere decir que es necesario utilizar todos estos productos? No necesariamente, pero como paciente sin tiroides, te convendría utilizar varios de ellos.

2. Suplementos para la salud intestinal

El siguiente grupo de suplementos en los que debes concentrarte si no tienes una tiroides, son los que ayudan al correcto funcionamiento de tu intestino.

El «intestino» es un término general que se utiliza para describir casi todas las funciones importantes que se encuentran en el estómago, el intestino delgado y el intestino grueso.

Y mientras que estos órganos/tejidos son importantes para la salud general, son ESPECIALMENTE importantes para los pacientes de tiroides, especialmente aquellos SIN tiroides.

Para empezar, tu intestino es el lugar de aproximadamente el 20% de la conversión de T4 a T3. Esto significa que alrededor del 20% de la T3 que se encuentra en tu cuerpo proviene de la conversión en el intestino. Y si tienes algún tipo de problema intestinal, ese porcentaje comienza a disminuir drásticamente. Tu intestino es también el lugar de absorción de la medicación tiroidea.

Si no tienes glándula tiroides, hay un 100% de probabilidades de que estás tomando medicación para la tiroides. Si esa medicación tiroidea no se absorbe completamente debido a cosas como la inflamación del intestino o el daño del revestimiento intestinal, simplemente no te sentirás mejor. Este artículo explica sobre la problemática del intestino permeable en hipotiroidismo.

3. Suplementos de apoyo a la sensibilidad del receptor de la tiroides

Otra área que merece tu atención es lo que se conoce como sensibilidad del receptor de la tiroides.

El simple hecho de que la hormona tiroidea entre en tu cuerpo (absorbida a través del tracto intestinal) y luego se convierta, NO ES SUFICIENTE para asegurar que esta hormona tiroidea funcione.

Incluso después de estos dos pasos, debes asegurarte de que tus células sean sensibles a la hormona tiroidea que está disponible en su cuerpo. Y esto se aplica a las personas CON la tiroides y SIN la glándula tiroides, post tiroidectomía.

La resistencia a hormonas tiroideas (RTH) no es muy diferente de otros síndromes de resistencia hormonal como la resistencia a la insulina o a la leptina. En estos dos síndromes de resistencia hormonal, las hormonas están presentes en el cuerpo pero no son capaces de hacer su trabajo debido a la resistencia celular.

Cómo se puede mejorar la sensibilidad celular a la hormona tiroidea

A través de suplementos e ingredientes muy específicos: vitaminas A y E.

Sabemos que una deficiencia en cualquiera de estas vitaminas aumenta la RTH. Lo que significa que el uso de estos suplementos, en caso de deficiencia, puede mejorar esa sensibilidad. Tomar estos suplementos puede, por lo tanto, ayudar a la hormona tiroidea que flota en tu sistema, a hacer su trabajo.

4. Suplementos de apoyo general de hormonas y nutrientes

No olvidemos, el hecho de que no tengas una tiroides no significa que no tengas OTRAS deficiencias de nutrientes!

Los pacientes de tiroides, en general, son increíblemente susceptibles de desarrollar ciertas deficiencias de nutrientes. Y estas susceptibilidades provienen de no tener suficiente función tiroidea en su cuerpo. Así que cualquier susceptibilidad que un paciente con hipotiroidismo tiene, es una que tendrás si no tienes glándula tiroides.

Las deficiencias en esta categoría incluyen nutrientes importantes como el Zinc, el Selenio, la Vitamina B12 y el Hierro.

Estos son TODOS los nutrientes que pueden agotarse debido a la BAJA función de la tiroides.

Dicho esto, no significa que te necesites suplementar con ellos de inmediato (aunque puede que no sea una mala idea). Pero deberías considerar la posibilidad de hacer pruebas de hierro (ferritina) y la vitamina B12.

El zinc y el selenio son una apuesta segura para la suplementación porque ayudan a apoyar la conversión de T4 a T3.

¿Estás tomando actualmente algún suplemento para apoyar la función tiroidea?

Compártelo si te gustó, y ¡deja tus comentarios a continuación!

Comparte

Un pensamiento en “Mi vida sin tiroides: Suplementos post tiroidectomía

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *